Los regalos más extraños que ha recibido la reina Isabel II



  • A los 4 años recibió su primer caballo, un pony llamado Peggy, obsequio de su abuelo, el rey George V.

  • Al cumplir 6, su padre, el rey George VI, mandó a construir ella una casita de muñecas inspirada en la de Wendy, de Peter Pan, con instalación eléctrica, de agua, muebles finos y porcelana.

  • A los 18 años Elizabeth recibió a su primer perro corgi, Susan. Desde entonces ha conservado a varios hijos, nietos y bisnietos de aquella perrita.

  • Para su cumpleaños número 90, el príncipe Harry (su nieto) le regaló un performance de su ventrílocua favorita, Nina Conti.

  • Cada año recibe cientos de piezas de pasteles inspiradas en marcas costosas de joyas y ropa.

  • Le han obsequiado kilos de sal, gemas preciosas y hasta un cojín que simula ruidos de gases intestinales.

  • En algún cumpleaños le dieron un crustáceo de juguete de tamaño natural y que interpreta “Do Wah Diddy Diddy” y “Rock The Boat”. Y en otro, un pez de juguete, que se mueve y dice las frases: “Llévame al río” o “No te preocupes, sé feliz”.