Lo mucho que queda de Kudai

Pablo Holman nos cuenta que, a diferencia de la primera etapa del grupo, ahora ellos toman las decisiones sobre la banda; el papel de cada uno en el grupo y sus planes después de la pandemia





La banda chilena se formó en 2003, rápidamente se convirtieron en un fenómeno, no sólo entre los adolescentes de Sudamérica, sino de Centro América, México y parte de Estados Unidos. Se caracterizaban por lograr grandes armonías vocales, letras sociales y looks góticos, una formula ganadora.


Los integrantes originales de Kudai son Pablo Holman, Nicole Natalino, Bárbara Sepúlveda y Tomás Manzi, juntos lanzaron los discos Vuelo (2004), En vivo, la gira (2004-2004), y lograron éxitos como “Escapar” y “Sin despertar”; Nicole alcanzó a grabar Sobrevive (2006), pero salió de forma repentina de la banda y fue sustituida por la ecuatoriana Gabriela Villalba, con quien seguirían cosechando éxitos.


Se desintegraron en 2009, seis años después Pablo, Bárbara y Tomás retomaron comunicación, en 2019 regresaron a la escena musical con el disco Laberinto y con Nicole dentro de la nueva alineación. Ahora promocionan el álbum Revuelo, recién estrenaron el sencillo “Ya nada queda” y la melancolía se ha apoderado de sus fans.





¿Cómo decidieron reencontrarse?

“Todos lo traíamos en la mente, casualmente Bárbara y Tomás estaban en México (radican en Chile) y les dije que lo correcto era hablar primero con Gaby porque ella fue la última integrante que estuvo antes de desintegrarnos, pero ella no estaba muy interesada, entones le llamamos a Nicole, no fue por darle prioridad a ninguna sino por lógica, por educación lo manejamos así”.


¿Qué les faltó hacer en aquella etapa y con la madurez de este momento están explorando al máximo?

“En aquel momento estábamos muy cuidados, eso fue bueno, pero no nos involucraban en la toma de decisiones, hoy en día, aunque tenemos un equipo de manager increíble y el apoyo de nuestra disquera, Sony Music, sí estamos cien por ciento al pendiente del camino de nuestro proyecto y lo disfrutamos mucho. Además nos subimos al escenario y se sigue sintiendo bien, la intensidad de la gente, creo que al energía nunca se fue”.





¿Cómo resuelven el tema de que tú estás en México y los otros tres integrantes en Chile?

“En el caso del video de “Sin despertar” estábamos en un momento muy delicado de la pandemia y cada quien grabó las escenas por su lado; para le video de “Escapar” yo no pude estar pero hice unas tomas para que pudiera verme en el celular de los chicos; y en “Ya nada queda” se pudo lograr que todos participaramos, la pandemia estaba ya un poco más estable. Yo iba viajar el 1º de enero del 2020, pero me enfermé de COVID-19, entonces el viaje se tuvo que cancelar, pero ya en enero pude ir a Chile, a hacer varias cosas con el grupo y grabar el último video. Y, por ejemplo, el disco Revuelo lo hice completamente desde México, toda la producción fue remota y grabé todo desde el estudio de Erik Rubín”.


Así describe Pablo a sus compañeros:

“Tomás siempre ha sido muy sensible para el tema musical y expresar sus sentimientos, hippy en el buen sentido. Nicole es muy pacifica. Bárbara es más cuadrada, más estricta y todos necesitamos esa estructura. Yo soy un poco maniaco de que las cosas salgan como tiene que salir”.


Aquí la entrevista completa:




Sigue a Kudai en Instagram