La “resting bitch face” que me regaló Kristen Stewart



Fue el día de hoy cuando se dio a conocer que el director chileno, Pablo Larraín, eligió a Kristen para dar vida a Diana de Gales en la película “Spencer” y eso me hizo recordar la vez en que no me libré de su “resting bitch face” (cara de mujer odiosa), o cara de asco, o cara de huele… feo.

Siendo muy sincera aún no supero su actuación como Bella en la secuela de “Crepúsculo”; lo sé, han pasado más de 20 años desde que la vimos interpretarlo, pero es desesperante verla inexpresiva, parca. Aunque aceptémoslo: es una de las caras más bonitas de Hollywood, no de en balde es embajadora de Chanel.

Y una cara de asco me regaló cuando la entrevisté en 2012 durante la promoción en México de la película “Blancanieves y el Cazador”, durante la misma época que le fue infiel a Robert Pattinson con el director del proyecto, Rupert Sanders, y se hizo tremendo borlote por la situación, así terminó la historia de amor más mediática del momento.

Volviendo al día de la entrevista: sus respuestas fueron escuetas y su cara lo decía todo: la realidad es que le daba mucha flojera hacer, no sólo la entrevista, sino la promoción de la cinta en México, y supongo que en el mundo entero.

Desde entonces he estado intrigada con las personalidades con “resting bitch face”, como Kristen, Anna Kendrick, Jennifer Aniston y Blake Lively. Y no es algo que sólo me obsesione a mí, de hecho en 2015 los científicos Abbe Macbeth y Jason Rogers de la empresa Noldus Information Technology, compañía que desarrolla softwares para la investigación de observación y del comportamiento, utilizaron el FaceReader para analizar los rostros de varias celebridades, entre ellas Stewart, y determinaron que realmente son personas con niveles bajos de emociones. O sea, no es que sean payasos, es que muy pocas cosas los impresionan.


Kristen en Diana




Menos mal, porque desde el 2012 tengo problemas de sueño pensando en que no le caí nada bien a Kristen, quien nuevamente ha sido elegida para interpretar a uno de mis personajes favoritos: Diana de Gales, a quien considero que fue una mujer admirable, elocuente, valiente y humana, y por quien decidí investigar y especializarme en temas de realeza.

La historia abordará el momento en que Diana decidió terminar su relación con el Príncipe Carlos y renunciar a ser reina de Inglaterra, hasta su muerte en 1997 durante un “accidente” de tránsito en París. Y será estrenada a inicios del 2021. ¡Ya quiero ver el resultado!