El machismo no es una cuestión de género sino de sociedad

El día de hoy se estrena por Teatrix “Una buena madre”, monólogo escrito por Guadalupe Damián, que habla de las violencia de género desde los ojos de una madre



El secreto está en cocinar siempre con amor. La historia de Mariana nos hace visible el aporte de ciertas mujeres para hornear individuos que agreden, violentan y matan a otras mujeres. El horno ya está listo. ¿Ustedes gustan?


“Es un monologo que escribí a partir de la comedia “La Madre”, de Franca Rama y Darío Fo, en esa versión una madre se entera que su hijo es acusado de terrorismo. Acá, Mariana (la protagonista) se da cuenta de que su hijo es un agresor sexual. Me interesaba mucho hablar sobre la violencia de género a partir del punto de vista de una madre. A mí me sorprendió mucho saber que es una madre quien transmite el machismo”, nos dice la actriz.


¿Cuáles son las claves de La buena madre?

No hará formularnos preguntas a todo el mundo: hombres, mujeres, madres y no madres. “¿Qué estamos haciendo?” “¿Qué aprendimos y de quién?” “Qué conductas machistas tenemos metidas hasta el tuétano y seguramente inculcadas por nuestra madre?” “¿Cómo las ejercemos y con quién?”


¿Cuánto has cambiado a partir de que escribiste este texto?

“Nunca había hecho dramaturgia y ahora respeto mucho más a los dramaturgos, me cambió la precepción que tengo de mi propia mamá, de verdad es ser muy complicado ser madre, en cualquier época. También cambió mi percepción sobre mí, he notado mis conductas machistas, que he ejercido sobre mí y sobre otras mujeres. El machismo no es una cuestión de género, sino de sociedad. También mi percepción en los niños, yo no tengo hijos pero creo que todos somos responsables de nuestros niños”.


¿Qué conductas han sido normalizadas en el medio del espectáculo?

Hay muchas cosas y no sólo en el espectáculo, el hecho de cómo te debes comportar, cómo te debes de vestir, cómo deber ser si eres actriz, tener ciertos cánones de belleza. Es muy complejo, no sólo de un sector sino de toda la sociedad. Y nosotras caemos en eso: hay que ser lindas, lucir sexys, estar siempre depiladas y no debe ser así.





¿En qué simpatizas con el nuevo movimiento feminista mundial?

Me da esperanza, a mis 17 años me hubiera gustado tener ése acompañamiento. Y decirles a mí también me pasa, siempre hemos sufrido un condicionamiento de no poder salir si vestimos de cierta forma, de subir a un taxi con miedo y no saber si vamos a bajar a salvo. Me da mucho orgullo que ahora mis alumnas lo puedan hablar y las demás estemos a su lado. Lo menos que podemos hacer es esta ahí con ellas, con nosotras.


¿Qué mensaje te gustaría que el público se quedara después de la obra?

Con qué salgan preguntarse dónde estamos, por qué este personaje acciona de tal manera y se vean reflejados y se lleven lo que tengan que pensar, me doy por bien servida. La obra siempre le llega desde distintos puntos al público, con que genere preguntas está bien.


¡No te la pierdas!

Puedes verla OnDemand por Teatrix, a partir del jueves 1 de abril a las 8:00pm y hasta el domingo 4 de abril... cuando quieras, donde quieras.