De estrella en redes sociales a criminal dentro del Capitolio

Anthime Joseph Gionet hacía contenido viral para BuzzFeed, y grabó de forma profesional su ataque al parlamento de los Estados Unidos de Norteamérica





Las redes sociales son todo: entretienen, comunican y también desinforman. Están presentes en la vida de prácticamente todos aquellos que cuentan con acceso a internet, pero ¿en qué momento dejan de ser divertidas para convertirse en una gran amenaza?


Los videos con contenido divertido se convierten en tendencia rápidamente, el contenido viral es sumamente valioso, no sólo para los espectadores sino para sus creadores. La adrenalina de los “creativos” se eleva con cada “view”, con cada “like”.


Anthime Joseph Gionet fue uno de los asaltantes del Capitolio en días pasados, uno de los más sanguinarios... antes trabajó en BuzzFeed: entró siendo editor de videos y en poco tiempo se convirtió en una de las estrellas del sitio, su primera broma fue aventarse un galón de leche en la cara, esa “hazaña” le obsequió millones de visitas.




“Sabía crear los videos que la gente quería ver”, explico su ex jefe en BuzzFeed.


Para Joseph no fue difícil grabarse invadiendo la oficina de Jeffe Merkley, senador por Oregon, mientras decía con estusiasmo:


“Tenemos más de 10.000 personas en vivo que nos observan. ¡Vamos! Presionen el botón de seguir. Les agradezco, chicos”.

Otro de sus compañeros en BuzzFeed lo recuerda como solitario, reprimido y hablaba de su infancia solitaria en Alaska.


“Si no has tenido la experiencia de publicar algo en las redes sociales que se vuelve verdaderamente viral, es posible que no entiendas su profunda atracción emocional. De repente eres el centro de un universo digital y recibes más atención de más gente que nunca. A veces, el impulso de afirmación es vertiginoso y adictivo. Y, si tienes poco a lo que aferrarte, puedes perderte en todo eso“

asegura un ex editor en jefe de BuzzFeed.


Según un informe policial, Joseph fue arrestado en Scottsdale, Arizona, el mes pasado por rociar gas lacrimógeno a un guardia, un oficial informó que Gionet le dijo que era una personalidad influyente pues tenía muchos seguidores en las redes sociales.


Las redes sociales se han apoderado de nuestras vidas y ¡no hay marcha atrás!