Camilo: “Uso la ropa que me gusta, más allá de que sea cara o no”

El artista colombiano ofreció una rueda de prensa en México para hablar de su disco “Mis manos”, de sus inspiraciones y grandes amores. ¡Aquí todo lo que contó!



El yerno de Ricardo Montaner tuvo una video conferencia con la prensa mexicana desde una terraza de la Ciudad de México, luciendo relajado y amoroso, como ya es su costumbre. Vistiendo un conjunto de guayabera y pantalón en tono marfil y sentado afuera de un teepee que hacía juego con su ropa.


El álbum Mis Manos fue lanzado a finales de marzo y se ha convertido en otro éxito del coach de La Voz.


Camilo es uno de esos artistas raros, de los pocos que mantiene varios temas en el top de las lista de popularidad, pero ninguna de ellas habla de sexo, drogas o asesinatos, pero, ¿cómo logra mantenerse fiel a su esencia?


“Mi relación con Dios es el primer núcleo de mi vida, trato de compartirle a la gente esa sed de conectarse con él”.

Sobre el disco Mis Manos, del cual se han desprendido éxitos como “Ropa cara” y “Machu Picchu” asegura:


“Este álbum no es un producto, es un paso más en mi proyecto e vida, todo lo que soy, mi obra. Hablarles de él no es venderles nada, si no compartir algo que mi intuición me ha dicho”

Camilo usa una libretita para componer sus canciones: “me gusta escribir con tinta, rayas a mano”.


Y ¿le gusta la “Ropa Cara”?


"Me gusta la ropa, más allá de que sea cara o no. La uso mucho, disfruto que sea cómoda porque la uso mucho. Me gusta comprar ropa de diseñadores mexicanos".


Sobre el tema que “Tuyo y mío”, una colaboración con Los Dos Carnales, mencionó:

“Es una de mis canciones favoritas del álbum, me declaro fan de los Dos Carnales, lo primero que rescato es que están orgullosos de sus raíces, me genera en mi mucha sed de seguir conociendo sobre mí y mi identidad. Esta canción me genera mucho orgullo”.



El nuevo álbum de Camilo está dedicado a a Dios, su familia, amigos y sobre todo a su esposa, Evaluna, sobre ella, confiesa:


“Nuestra relación es real, yo no creo en los modelos a seguir, ni quiero que nos convirtamos en uno, porque aquello que es néctar para alguien es veneno para otro. Nosotros compartimos nuestra relación, habrá a quien le guste, habrá a quien no, que cada quien viva su lenguaje del amor”.