Alex de la Madrid: “En esta época las bendiciones se multiplican por mil”

Sobre la segunda temporada de “Monarca”, la telenovela “Te acuerdas de mí”, sus seres queridos, manías y curiosidades, platiqué con este gran actor y gran ser humano. ¡Acá todo lo que me contó!



Si algo me gusta de mi trabajo es preguntar, preguntar mucho, y recibir respuestas de personas tan talentosas e interesantes como Alex de la Madrid, a quien hemos disfrutado en proyectos como Amigas y Rivales, El hotel de los secretos y José José, el príncipe de la canción. Y entre plática y plática nos caen muchos veintes: ayer por ejemplo, el histrión me hizo recapacitar en una de las frases que dijo: “En esta época las bendiciones se multiplican por mil”, a veces, por lo menos a mí, me cuesta ser positiva y valorar lo mucho o poco que la vida me pone enfrente, y de verdad que ser agradecidos marca la diferencia…


¿Cómo te sientes de volver a las telenovelas en Te acuerdas de mí?

“Estamos arrancando el año con este proyecto del cual me siento muy orgulloso de pertenecer. Ha sido un trabajo de muchos meses, de un equipo increíble de trabajo, de producción, bajo la batuta de Carmen Armendáriz, con un elenco padrísimo y gente increíble. En esta época las bendiciones se multiplican por mil”.


¿Qué sorpresas has preparado con esta historia?

“Se pone muy bueno, el público es cómplice de la historia porque a veces ellos saben más que los personajes. Primero vamos a cambiar de época, ya pronto, en esos años pasan muchas cosas, hay personajes que desaparecen, el que pensabas que era bueno no lo era tanto. Se empiezan a involucrar historias del pasado, hay mucha intriga y pasión, lo que han visto no es nada, a mí me gusta mucho la historia y cómo está quedando”.


¿Cómo ha sido tu experiencia representando a Ignacio en la segunda temporada de Monarca?

“Hice casting para la primera temporada y no me quedé, vi completa la primera parte y me fascinó; hice casting nuevamente, me dieron la buena noticia de que me quedé y es un proyecto muy diferente a los que venía haciendo con José José, el príncipe de la canción, de El Señor de los cielos, y disfrutó mucho el lenguaje, cómo cuentan la historia, el equipo, la producción, el casting y todo, fue un gran regalo de Navidad.





¿Cómo fue trabajar con Fernanda Castillo embarazada, quien en la serie es tu esposa?

No nos dijo nada y no s ele notaba nada, yo creí que como hacía frío traía abrigos, lo que sí le note diferente fue el brillito que tenía en los ojos, ese famoso brillo que dicen sí existe.


En tus 25 años de trayectoria cuáles han sido los tips invaluables que te llevarás a la tumba?

José José me dijo que cuide mi talento y las cosas que sé hacer como el mayor tesoro, se refiere a que cuando encuentras una pasión y te gusta lo que haces lo cuides en todos los aspectos: en tu manera de trabajar, de relacionarte con la gente, con el público, yo me lo guardo en el corazón porque a mí me ha funcionado. Un maestro también me dijo que cada vez que saliera al escenario dejara el corazón en cada una de las cosas que hiciera y yo procuro hacerlo en cada uno de mis trabajos, todos los días que hago una escena la disfruto como si fuera la primera vez”.


¿Te has arrepentido de hacer algún proyecto?

Pues hemos hecho de todo, la carrera del actor lo que menos tiene es glamour, de pronto falta dinero en las carteras, sobre todo estando más chico, y hacías la obra de teatro que te ofrecieran, no podías elegir del todo, sí he hecho cosas que no me gustaba, edecaneaba, hacía eventos para empresas.


Cuéntanos de tu experiencia dentro del grupo musical Marconi:

Muy padre, fue como un sueños cumplido, siempre me gustó estar cerca de la música, pero en mi caso empecé tarde, es un carrera que debes construir desde muy joven porque es muy lenta, de mucha paciencia, no hay mucho dinero de por medio y yo no lo pude compaginar con mi carrera de actor que ya llevaba avanzada, estaba haciendo una obra de teatro que se llamaba Pegados, las películas Qué le dijiste a Dios y Cuatro lunas, y me empezaron a salir proyectos que no podía rechazar y no podía compaginar los compromisos con el grupo, pero los quiero mucho y vivimos cosas increíbles.





¿Cómo mantienes tu esencia y quién te aterriza?

Tengo una familia padrísima, ellos son mi ancla, cuando pierdo el rumbo me cuidan y me quieren como son, nos vamos por un pambacito y nos reímos de muchas cosas, soy muy afortunada con la familia que tengo.





¿Has hecho escenas en donde tus lágrimas no son de ficción?

Mil veces, yo no recurro a recordar cosas tristes para llorar, pero a veces identifico momentos que he pasado, y soy bien chillón y lloro bien fácil.


¿Cuándo fue la última vez que te metiste a Google para saber qué se escribe sobre ti?

Nunca me meto porque esas cosas son del diablo, los doctores dicen que el 90% de las cosas que se ven de medicina en Internet con mentira, entonces imagínate las cosas que se dicen de uno, con voces distorsionadas, todo mal informado. Una vez leía una nota que tenía 54 años pero yo decía que tenía 43”.


Cuéntame de las veces que se te ha ido la onda o se te ha olvidado una línea o canción ya grabando en el set:

“Me pasaba en la serie de José, que no me sabía bien las letras de algunas canciones, me sabia partes de los coros. También la fiesta de XV años de mi sobrina íbamos a cantar un tema y salió horrible, yo tengo muy mala suerte con los karaokes, la verdad es que no me aprendo muy bien las canciones.





Si tuvieras que irte a una isla desierta a qué personas te llevarías?

A mi mamá, mi hermana y mi sobrina.


Ve la entrevista entera aquí.